Archivo | Novedades RSS for this section

Dios está en el B.O.E.

Anda por ahí un vídeo genial de Javi Guerrero en el que explica de donde sale un título tan sugerente como el de “Dios está en el B.O.E.“. Les convido a que lo busquen, porque,una vez pasadas estos eslóganes escandalizados por las ocurrencias ministeriales, quedan las reminiscencias de leyenda. Nosotros, que ahora sólo comentamos lo que hacen otros, más que nada porque es más cómodo que hacerlo uno mismo, sólo podemos traer este otro vídeo. En este caso no por pereza, si no por admiración sincera. Siempre quisimos hacer esto en una presentación y creemos que algún día lo lograremos, igual que algún día los niños de Dios está en el B.O.E. lograrán hacer un amigo con el que jugar sin clavarle en los ojos ningún tenedor.

Y es que esta obra tiene muchos elementos para hacerla parte de una leyenda. Además de que a los viejos del lugar nos gusta este formato por aquello de recordarnos al Jack Kirby de Capitán América. El creador de Thor, Iron Man, Hulk, etc. decidió ponerse a escribir y guionizar él mismo a un personaje que no había creado, el Capitán América. Creó las mejores páginas de este personaje, pero, al igual que a su socio Stan Lee, le complicó la vida el estar muy por encima de sus colegas y de la empresa que les daba de comer. Kirby decidió que iba a empezar todos los números de la serie con una pelea, único leit motiv de los comics americanos. Y, para darle más dramatismo a la cosa, después de la página inicial de una única viñeta con la que empiezan todos los comics de superhéroes americanos, iba a poner una viñeta que ocupase, no otra página entera, sino dos páginas enteritas. El lector ya iba por la página tres y sólo había leídos dos viñetas de un comic de diecisiete páginas. Ese ritmo era difícil de aguantar, pero el gran Kirby lo logró y, además, le dio un peso a las historias más alla de las peleas, con argumentos interesantes, personajes completos e historias bien trazadas.

Y a Dios está en el B.O.E. le pasa lo mismo. Su formato impresiona al lector no como estrategia barata, si no como elemento imprescindible para contar las historias, éstas más pausadas, claro, que el taquicárdico Kirby, pero más inquietantes, más susurrantes y mucho más divertidas. El lector tiene en su mano una serie de viñetas que van pasando con la lentitud del bebedor de vino, que reflexiona sobre su propia embriaguez con la ignorancia del que se observa inocente. Niños con parches que juegan a lo que está pasando, que se suben a la mesa o se esconden debajo de ella, que miran de soslayo y que escriben poesías. Es difícil recordar, una vez terminado el libro, qué es lo que era tan gracioso, porque cuando se recuerda, uno casi se avergüenza de haber disfrutado con la estupidez del niño que juega con su perro muerto. Pero es que es gracioso si lo cuenta Javi Guerrero. Es su maldición, como la de la niña que para expresar su fe tiene que levitar con estigmas en las manos y pies. Cada uno tiene su cruz, y Javi Guerrero lleva la suya, que es hacer reir, con un humor escalofriante.

porta

Anuncios

Los fantasmas de El Pardo

Retomamos la colección KÉKERES después de un tiempo parada. La literatura en castellano también tiene lugar en la EDITORIAL TRYMAR por medio de esta colección, donde han aparecido algunos de los mejores libros editados en el último decenio. En este caso editamos un título que  no desemerece ninguna de nuestras obras anteriores. Los fantasmas de El Pardo bebe de Mark Twain, de Wenceslao Fernández Flores, de Cunqueiro y de los mejores fabuladores del siglo pasado.

Haciendo gala de un sentido del humor, de una inteligencia y una sensibilidad fuera de lo común, la escritora Eva del Pozo nos retrata a los dos jefes de Estado que murieron en el palacio de El Pardo, Alfonso XII y Francisco Franco. El dictador, al fallecer, se encuentra con el rey, que espera aburrido desde hace años la presencia de algún compañero. Parte de su castigo divino será soportar a un compañero tan soso para el gusto libertino de los borbones. Por su parte, Franco observa año tras año como el país donde dejó todo “atado y bien atado” va deshaciendo los lazos que le asfixiaban hasta convertirse en el pais joven y esperanzado de la Transición.

Como unos fantasmales don Quijote y Sancho, debaten y se revuelven contra su destino, sonriendo a veces y lamentándose otras de su fortuna. Añorando a los que dejaron atrás, los placeres y el mismo transcurso de los días, su añoranza y sus deberes de fantasmas ocupan estas páginas divertidas y bien documentadas. El lector novel descubrirá dos personajes que se escapan de la Historia para hacerse más humanos que nunca una vez muertos. Y el lector erudito se asombrará al recordar infinidad de pequeñas historias y anécdotas que son, al fin y al cabo, las que conforman nuestras vidas.

los fantasmasEste viernes 11 de septiembre, en la librería Cinania, de Pontevedra (Avenida de Vigo 12), presentaremos Los fantasmas de El pardo con la presencia de la escritora. Además de recordar lo que hacíamos cuando atentaron contra las Torres Gemelas, recordaremos lo que hacían estos dos personajes, Franco y Alfonso XII, mientras estuvieron vivos, y fantasearemos sobre lo que habrán hecho una vez muertos. Escucharemos historias que salen en el libro y otras que no salen. En cualquier caso, están garantizadas la diversión, el buen rollo y un montón de historias insólitas.

Eva del Pozo nace en Vigo en mayo de 1972. Estudia Empresariales y Relaciones Laborales en la Universidad de Vigo, aunque su gran vocación siempre ha sido la Historia Contemporánea. Ha desempeñado diversos puestos en el sector de la formación y de la industria farmacéutica. Así mismo ha colaborado con diversas isntituciones de carácter empresarial y relacionadas con la mujer en Vigo. Fruto de sus inquietudes nace su primera novela, La fantasma de Meirás, y ésta que el lector tiene en sus manos, LOS FANTASMAS DE EL PARDO.

Presentación de Uxía coñece á súa tía

O pasado día 7 de maio presentamos na Casa del Libro o título “Uxía coñece á súa tía”, de Pablo Morell. Acudiu Ana María Castro Antonio, por parte da editorial, Eva del Pozo, escritora, e o mesmo Pablo Morell. Tivemos ocasión de descubrir o proxecto editorial que se agocha tras Uxía, de recompilación de anécdotas e vivencias de nenas e nenos galegos como medio de atraelos á lectura nunha idade de transición entre a nenez e a madurez intelectual.

uxiaPola súa banda Eva del Pozo entrevistou ó autor para achegarnos os detalles relativos á obra. Os debuxos, o proceso de elaboración, a inspiración das personaxes e situacións, deron pe á participación do público, que se animou rapidamente a opinar e preguntar abertamente sobre o libro, dende os adultos ata as nenas presentes.

En definitiva foi un acto agradable, ameno e cheo de anécdotas cos que puidemos achegarnos ó recén nacido universo de Uxía.

11255327_984558118243730_5094204778051729428_n CEbDRrQWMAAeVHZAs fotos son dos facebook persoais de Manuel López Bóveda e de César Jiménez.

V de vendetta e 120 días de Sodoma

¿Qué parecido poden ter estas dúas obras? Unha é un comic escrito nos anos oitenta por un inglés aspirante a bruxo onde realiza unha defensa do anarquismo como única saída real do fascismo. A outra é un compendio de malvadades e atrocidades sexuais escrita por un noble francés perseguido polos seus escándalos. Pero curiosamente Alan Moore, o místico autor de V de vendetta, puido terse inspirado na historia real do manuscrito dos 120 días de Sodoma.

O paralelismo aparece cando a protagonista da historia do comic atopa un manuscrito mentras está recluída. O manuscrito está composto por rolos de papel hixiénico unidos entre si e escritos en letra diminuta por unha lesbiana e anterior habitante da súa mesma cela, coa intención de inspirar e transmitir a súa biografía ó seguinte prisioneiro que chegase ata alí. O ambiente no que foi escrito este manuscrito é unha dictadura fascista que interna e executa a comunistas, homosexuais, xudeus, etc. E a historia é un canto á libertade, á liberación persoal e o amor universal coa frescura e cercanía propias de Alan Moore.

Pero máis de douscentos anos antes, entre o 20 de outubro e 28 de novembro de 1875, outro prisioneiro a causa da súa sexualidade escribía noutros rolos a súa propia historia, na que imaxinou un mundo ideal onde o que el cría que é a orde natural se impón. O seu autor ocultou igualmente o seu manuscrito para que no fose atopado polos seus carceleiros, pero el, ó contrario que o personaxe do inglés, non o logrou. Cando foi trasladado sen previo aviso ó manicomio de Charenton, non lle permitiron recollelo e deuno por perdido ata que foi atopado a principios do século XX polo doutor Iwan Bloch, un dos máis importantes sexólogos e defensor da abolición da criminalización das relacións homosexuais.

Igual que a lesbiana, o marqués de Sade tampouco aceptou o seu destino, e loitou contra el con todos os seus medios. A realidade nunca é tan fermosa como a literatura, e un dos medios de loita de Sade foi utilizar o tubo por onde caían as súas feces como altofalante. O ano pasado a Biblioteca Nacional de Francia pagou cinco millóns de euros por este manuscrito de once centímetros de ancho onde o marqués de Sade expresou os seus pulos e desexos máis ocultos.

portada sodoma1 portada sodoma2

Mira qué tonto / El baile de las moscas silvia

Mira qué tonto. El baile de las moscas silvia es el tercer libro que este servidor conoce de Javi Guerrero. Hace años, procrastinando, descubrí a un tipo que hacía comics en internet, lo que me parecía un concepto entre el futuro más innovador y los vídeos beta. Menos mal que años más tarde Stan Lee, como siempre, me dió las pautas necesarias (“el porno en internet se ve fantástico, pero a todo el mundo le gusta tener una teta en la mano”). El caso es que Javi Guerrero decidió sacar sus tetas a pasear por el mundo, primero con con “Mi Marisa es un ángel” y después con “Donde hay globos hay alegría”. En ambas el texto se fue comiendo paulatinamente al dibujo, en la primera obra con disimulo, pero en la segunda ya con descaro. Y el texto revelaba a un tipo más inquietante todavía que sus dibujos, llegando al punto en el que mirar los monigotes de sus libros se acababa convirtiendo en un alivio para el lector. Y es que el dibujo aguanta mejor la depravación que el texto, sobre todo cuando se escribe y se dibuja bien. La fuerza de sus textos es la fuerza de la historia, que necesita de las palabras para expresarse, porque el comic, aun cuando es arte, no llega a según qué sitios.

Y Javi Guerrero lo comprendió, así que para contar sus siguientes historias decidió dejar de lado (esperemos que temporalmente) el dibujo para centrarse en el texto. Mira qué tonto y El baile de las moscas silvia son dos libros aparentemente independientes. Y para que no haya dudas, hasta se leen dándole la vuelta la libro. Esta excentricidad de tebeo está a medio camino de La historia interminable y el Don Mickey y a mí personalmente me recordó a algún folleto de catequesis de mi infancia. Es de esos recursos que sólo un autor como Javi Guerrero se atreve a utlizar por que sólo muy pocos autores saben hacerlo bien. Son textos breves, de lectura rápida, intensa por momentos, hilarantes casi siempre y, sobre todo, cargados de una ternura cruel, descarnada, que fuerza al lector a posicionarse en contra de esa gente que se lo está haciendo pasar tan bien. ¿Cómo simpatizar con alguien tan pervertido? Pero es que es imposible no hacerlo, porque se parece demasiado al mezquino que esconde la última onza de chocolate al fondo del armario de la cocina para que no lo encuentren nuestras mujeres o hijos.

Para que se hagan ustedes una idea El baile de las moscas silvia y Mira que tonto es algo así como las memorias de la infancia de Bukowski, si Bukowski se acordara de su infancia. Pero el mito del santo bebedor, del juerguista empedernido con corazón bondadoso se deshace a medida que uno va leyendo hasta convertirse más en el cabrón de Henry Miller, pero sin tanta pedantería. Un Henry Miller asturiano que en lugar de París hubiese acabado en Andorra. La originalidad reside en que, no sabemos porqué, ambos libros no se articulan en uno solo. Hay una historia global, un hilo fantasmal que atraviesa todas sus páginas, arañando la lectura. El macabro y desternillante sentido del humor que no sirve para aliviar la tensión final, si no para llevarnos, sin darnos cuenta, al desenlace tragicómico, convierte a ambos libros en un conjunto preciso, casi matemático. Al acabar Mira qué tonto tenemos que darle la vuelta al libro para empezar El baile de las moscas silvia y al acabar éste tenemos que empezar otra vez. Son la misma historia, lineal y retorcida, fragmentada y, sobre todo, muy bien contada y divertida.

DSCF8917

Demasiado Oro

Aunque no es nuestro tema, que por aquí somos más de cosas de papel, no queremos dejar pasar la ocasión de hablar de un disco: Demasiado Oro. Es el segundo de Óscar Avendaño y los Profesionales, habiendo cambiado totalmente la banda de los Profesionales desde el primer disco. El anterior disco, de título homónimo al grupo, tenía a músicos de otros grupos de relumbrón, Los Ronaldos o los Enemigos. Óscar Avendaño es conocido por ser el actual bajista de Siniestro Total, aunque antes ya era conocido por ser un buen tipo. Lo digo porque es muy difícil decir algo malo de él. De hecho, no conozco a nadie que lo haya hecho hasta ahora, así que no pienso hacerlo yo hasta que no hayan apedreado al tercero que lo haga, por lo menos.

El caso es que el disco anterior estaba muy bien editado, con un sonido muy homogéneo en todos los temas, todos compuestos por Óscar Avendaño. Tenía el “Junto a mí”, que es una canción que podría haber escrito el Gran Wyoming si el Gran Wyoming supiera tocar, y con la que promocionaron el disco con un vídeo.

El resto del disco, es muy compacto, fácil de escuchar, lleno de matices, y variado en sus ritmos, lo que le convierte en uno de esos discos que uno disfruta teniendo en su casa y poniéndolo de vez en cuando. Y conste que aunque Avendaño no fuera un buen tipo, el disco seguiría estando muy bien. Es de esos trabajos en los que se nota que quien lo ha hecho lo ha hecho con gusto. Todo transcurre con naturalidad, las melodías son pegadizas, con un aire entre la ingenuidad talentosa de los Byrds y la macarrería genial de Lou Reed, no sé si me explico.

El segundo disco, Demasiado Oro, conserva unicamente a Avendaño, lo que es suficiente para que mantenga su sonido reconocible. Pero además, éste es más Avendaño que el anterior. En mi opinión la canción menos afortunada es precisamente la elegida para rodar el vídeo, “El suelo otra vez”, pero esto es una opinión mía, porque creo que hay temas mucho mejores en el disco o, para que nos entendamos, que a mí me gustan más.

Las canciones están más marcadas, son más personales y el sonido es más roquero. Desde “Poster central” a “El viento” o “Las ruínas” todas tienen ese ritmo creciente, que envuelve al que escucha no sólo por ser buenas canciones, si no porque es difícil no hacerlas suyas. Como pasa con Sinatra, acabas tarareando las canciones una vez las escuchas. Además son canciones complejas con apariencia de melodías sencillas, algo así como cuando Van Morrison componía con ganas. Desde el virtuosismo friki de “Los Fortunas” hasta el himno generacional de “Perdí mis gafas de sol”, el segundo disco de Óscar Avendaño y los Profesionales apetece no sólo guardarlo entre los clásicos, si no llevarlo puesto en el coche, berrearlo con la ventanilla bajada y escucharlo en silencio, balanceado entre la guitarra y los teclados y descubriendo detalles que antes se habían escapado. Como Los Simpsons, este disco de Óscar Avendaño resistiría hasta a un programador de Antena 3.

Y, como lo más seguro es que uno se quede con ganas, no dejen de escuchar el E.P. de Óscar Avendaño y Reposado. Todas las dudas que pudieran tener al respecto desaparecerán.

129 aniversario do pasamento de Rosalía de Castro

Tal día como hoxe de hai 129 anos morreu Rosalía de Castro na súa casa da Matanza, en Padrón. Consumida polo cancro, coa doente presenza dos seus seres amados desaparecidos antes ca ela, deixou unha imaxe que non se corresponde coa poetisa, alegre, riseira, optimista fronte aos moitos problemas económicos e persoais polos que pasou ao longo da súa breve vida, muller fortaleza da súa familia e do seu traballo que nin pediu tregua nin lle foi concedida nunca.

Prosista crítica e mordaz, articulista rabuda, crítica amable, e poetisa nai dunha cultura que lle concedeu a inmortalidade a cambio das suas letras. Con Rosalía pouco hai que facer máis que lela, ainda que a potencia da súa obra aínda permite continuas revisións, como as de María Pilar García Negro ou a de Anxo Angueira.

Na Editorial TRYMAR quixemos rendirlle homenaxe e este ano editamos a versión bilíngüe galego/inglés de Cantares Gallegos e de Follas Novas, coas que invitamos ao lector a retomar e ampliar o seu coñecemento rosaliano. A primeira foi traducida ao inglés por Elena Paredes nun traballo elegante e preciso, mentras que Follas Novas correu a cargo de Fran Morell, tradutor amante da obra rosaliana, blogueiro e crítico bragado dos máis sobranceiros nas nosas letras.

É a primeira vez que Follas Novas é traducido na súa integridade ao inglés, mentras que Cantares Gallegos foi editado o ano pasado ao inglés cunha axuda da Xunta de Galicia á editorial Small Stations por Erín Mouré. A edición de TRYMAR é evidentemente mellor, posto que inclúe o orixinal en galego, o que lle permite ser disfrutado na súa complexidade, por non mencionar o feito de que a súa disponiblidade é moito maior.